[styled_image lightbox=”no” align=”right” image=”/files/2012/04/roble.jpg” title=”El Roble, árbol sagrado en muchas tradiciones paganas”]

Los Paganos pueden formarse en una tradición particular o seguir su propia inspiración. El Paganismo no es dogmático. Los Paganos persiguen su propia visión de lo divino como una experiencia personal y directa.

Pagan Federation reconoce la rica diversidad de tradiciones que forman el cuerpo del Paganismo moderno. No es posible describir aquí todas y cada una de ellas. En lugar de intentarlo, en esta sección de la web incluiremos una introducción a algunos ejemplos de la tradiciones Paganas principales.

No es una lista exhaustiva, pero estas tradiciones ofrecen una buena visión, en general, de la práctica Pagana moderna.

Algunos autores ven el surgimiento del Paganismo en el s. XXI como un renacer de religiones Paganas más antiguas y las describen como como Neopaganas.

Este término también se utiliza para describir a todos aquellos que pueden ser reconocidos como paganos, pero no siguen ninguna tradición per se.

[message_box type=”inset”]Una definición de Pagano: Un seguidor de una religión politeísta o panteísta que venera la naturaleza.
Una definición de Paganismo: Una religión politeísta o panteísta que venera la naturaleza.[/message_box]

¿Qué es el Paganismo?

El Paganismo es la religión ancestral de toda la humanidad. La antigua perspectiva religiosa permanece activa a través de gran parte del mundo hoy en día, tanto en civilizaciones complejas como Japón e India, como en sociedades tribales menos complejas a lo largo del mundo. Era la perspectiva de las religiones europeas de la época clásica (Persia, Egipto, Grecia y Roma), así como de sus vecinos «bárbaros» en los márgenes del norte, y su forma europea esta volviendo a emerger en una conciencia explícita en el occidente moderno como la articulación de urgente prioridades religiosas contemporáneas.

La perspectiva Pagana puede contemplarse como triple. Sus seguidores veneran la Naturaleza y rinden culto a muchas divinidades, tanto diosas como dioses.

Veneración a la Naturaleza

En las religiones Paganas se reconoce al espíritu del lugar, ya sea como una aspecto natural personificado, como pueden serlo una montaña, un lago o manantial; o como una divinidad guardiana completamente articulada como, por ejemplo, Atenea, la diosa de Atenas. El ciclo natural anual, con su diferente énfasis otorgado por sus diferentes estaciones, es visto por la mayoría de los Paganos como un modelo de crecimiento y renovación espiritual, como una secuencia marcada por los festivales que ofrece acceso a diferentes divinidades de acuerdo a su afinidad con las diferentes épocas del año. Muchos Paganos ven la Tierra como algo sagrado en sí mismo: en la antigua Grecia la primera libación de vino era ofrecida siempre a la Tierra, a pesar de que no tenía sacerdocio ni templo alguno.

Politeísmo: Pluralismo y Diversidad

[styled_image lightbox=”no” align=”left” image=”/files/2012/04/dioses-olímpicos.jpg” title=”Dioses Olímpicos Griegos”]

La variedad de divinidades del Paganismo es un reconocimiento de la diversidad de la Naturaleza. Algunos Paganos ven a los dioses y las diosas como una comunidad de individuos muy parecida a la diversa comunidad humana de este mundo. Otros, como aquellos que siguen a Isis y Osiris desde antaño, y los Paganos de la actualidad basados en la Wicca, ven a todas las diosas como una Gran Diosa, y a todos los dioses como un Gran Dios, cuya armoniosa interacción es el secreto del universo. No obstante algunos piensan que hay un principio divino supremo, que «desea y no desea ser llamado Zeus», como escribió Heráclito en el s.V a. C., o que es la Gran Madre de Todas las Cosas, como era Isis para el escritor del primer siglo d. C., Apuleyo, y como lo es la Gran Diosa hoy en día para muchos Paganos occidentales. Otros, como el Emperador Juliano, el gran restaurador del Paganismo en la antigüedad cristiana, y muchos místicos Hindúes hoy en día, creen en un Principio Supremo abstracto; el origen y la fuente de todas las cosas. Pero incluso estos últimos Paganos reconocen que otras entidades espirituales, aunque puede que como parte de la esencia de un ser mayor, son divinas en sí mismas, y no divinidades parciales o falsas. Los Paganos que rinden culto al Uno, son descritos como henoteístas, en lugar de monteístas, aquellos que creen en una única divinidad verdadera más allá de la cual, el resto de divinidades son falsas.

La Diosa

[styled_image lightbox=”no” align=”right” image=”/files/2012/04/diosa.jpg” title=”La Diosa Démeter”]

Todas las religiones Paganas reconocen el lado femenino de la deidad. Una religión sin diosas dificilmente puede ser clasificada como Pagana. Algunas sendas paganas, como los cultos de Odin o Mitra, ofrecen fidelidad exclusiva a un dios masculino. Sin embargo no niegan la realidad de otros dioses y diosas como hace el monoteísmo. (La palabra «culto» ha significado siempre la veneración concreta de una divinidad o panteón particular, y sólo recientemente se ha extendido para significar la veneración de un lider humano deificado o semidivino.) En contraste, las religiones no Paganas, como el judaísmo, el cristianismo o el islam, a menudo aborrecen la simple idea de una divinidad femenina. El, en aquel entonces, Obispo Anglicano de Londres afirmó hace unos años incluso ¡que las religiones con diosas eran «degeneradas»!

Otras características

La variedad de divinidades de la religión Pagana incluye a menudo divinidades ancestrales. La casas reales anglosajonas de Inglaterra trazaban su ascendencia hasta un dios, normalmente Woden, y los reyes celtas de Cumbria trazaban su descendencia desde el dios Beli y la diosa Anna. Los heroes y heroínas locales y nacionales pueden ser deificados, como Julio Cesar, y en todas las sociedades Paganas, se venera a las divinidades del hogar. Estas pueden incluir respetados ancestros y, por un tiempo, a los recién fallecidos, que pueden o no haber decidido dejar el mundo de los vivos para bien. Pueden incluir espíritus locales del lugar, ya sea como individuos personificados, como el espíritu de una manantial o la rana o serpiente guardianes del hogar, o como un grupo de espíritus, como los Elfos en Inglaterra, la «Gente pequeña» en Irlanda, los Kobolds en Alemania, Barstuccae en Lituania, los Penates en la Antigua Roma, y muchos más. Un santuario del hogar se enfoca en el culto a estas divinidades, y normalmente hay un ritual anual para honrarlos. También se venera al espíritu del fuego del hogar, algunas veces con ofrendas diarias de comida y bebida, otras veces con un ritual anual en el que se extingue y se vuelve a encender el fuego. A través de los ancestrales rituales domésticos se preserva la continuidad de un espíritu, y a través de la transmisión de características y propósitos del pasado, se asegura su significado en el futuro.

De modo que no toda religión Pagana es una religión pública; muchas de ellas son domésticas. No todas las divinidades paganas son humanoides superpersonificados; algunos son elementales o colectivos. Estamos contemplado una religión que abarca todo el espectro de la vida diaria.

Una consecuencia de la veneración a la Naturaleza, la perspectiva que ve la Naturaleza como una manifestación de lo divino en lugar de como un objeto neutral o inanimado, es que la adivinación y la magia son partes aceptadas de nuestra vida. El augurio, la adivinación a través de la interpretación del vuelo de los pájaros, estaba muy extendida en el mundo antiguo y se encuentra en las sociedades Paganas modernas. Parte de leer señales ya ofrecidas por las divinidades, los adivinadores pueden pedir al universo que les sea enviada una seña, por ejemplo, lanzando piedras para leer el patrón geomántico en el que caen, y echando las runas o los tallos de milenarama del I Ching. Los Paganos normalmente creen que el mundo divino responderá una verdadera petición de información.
También se utiliza la visión o trabajo en trance y la mediumnidad para comunicarse con el Otro Mundo.

La Magia, la producción deliberada de resultado en este mundo por medio del Otro mundo, es generalmente aceptada como una actividad factible en las sociedades Paganas, ya que se cree que ambos mundos están en continuo contacto. En la Antigua Roma, la nueva novia ungía ceremonialmente los batientes de la puerta de su nueva casa con grasa de lobo para prevenir al hogar del hambre, y se proporcionaba a su recién nacido un amuleto consagrado para que lo llevase como protección contra los espíritus dañinos. Los guerreros escandinavos de la era vikinga lanzaba un «war fetter» mágico sobre sus enemigos para paralizarlos, y los manuscritos anglosajones recogen hechizos para conseguir sanación y fertilidad. Los especialistas mágicos tecnólogos, como los «susurradores de caballos» o los curanderos, son comunes en las sociedades Paganas, sin embargo la práctica de la magia por un beneficio propio injustificado o para dañar a otros está prohibida, exactamente de la misma forma en la que la extorsión y agresión física está prohibida en cualquier lugar.

El Paganismo Moderno

[styled_image lightbox=”no” align=”left” image=”/files/2012/04/ritual.jpg” title=”Ritual Pagano Moderno”]

Con su respeto por la pluralidad, la negativa a juzgar otros modos de vida como erróneos simplemente porque no son los de uno mismo, con su veneración a un mundo natural (y supernatural) del que los occidentales se han aislado de forma constante en la era de la teconología, y con su respeto por la mujer y el principio femenino contenido en muchas diosas de varios panteones, el Paganismo tiene mucho que ofrece a las personas del contexto Europeo actual. De ahí que esté siendo asumido por ellas en masa. Cuando se dan cuenta de que en realidad es su herencia ancestral, su atracción crece. La democracia, por ejemplo, fue iniciada por los antiguos atenienses, y mucho más tarde reinventada por los colonizadores paganos de Islandia, hogar del parlamento más antiguo de Europa. Nuestro moderno amor por el arte fue fomentado en la antigüedad Pagana, con sus desfiles y sus templos, pero no tenía lugar en la iconoclastia del cristianismo y el islam. El desarrollo de la ciencia como la conocemos, comenzó con el deseo de los griegos y los babilonios de entender los patrones ocultos de la Naturaleza, y el cultivo de la urbanidad humana, el ideal de una personalidad completa y culta, fue importado por los pensadores del Renacimiento de los escritos de Cicerón. En las ciudades Paganas de los pueblos del Mediterráneo el campo nunca estuvo lejos de la conciencia de la gente, con parques, jardines e incluso los zoológicos, todos reintroducidos en la Europa moderna, no por las religiones del Libro, ni por ateos utilitarios, sino por los planificadores de la Ilustración inspirados por lo clásico.

En la actualidad, la tradición Pagana se manifiesta como comunidades reclamando sus antiguos emplazamientos y ceremonias (especialmente en Europa Oriental), para volver a poner a la humanidad en armonía con la Tierra, y como individuos persiguiendo su camino espiritual en solitario o en pequeños grupos (especialmente en Europa Occidental y en países originados de asentamientos europeos en el extranjero), bajo la tutela de una de las divinidades Paganas. Para los Paganos modernos de Occidente, la totalidad de la vida ha de ser aseverada alegremente y sin vergüenza, siempre y cuando el resto de personas no sean dañadas por las preferencias que uno tenga. Los Paganos modernos tienden a estar cómodos y a gusto con otros y con ellos mismos, y las mujeres en particular tienen una dignidad que no es comúnmente encontrada fuera de los círculos Paganos.

Los Paganos modernos, no estando confinados por las costumbres de una religión establecida o por los dogmas de una revelada, son a menudo creativos, festivos e individualistas, afirmando la importancia de la psique individual, ya que esta interactúa con un poder mayor. Se respeta toda forma de vida y normalmente existen el deseo de participar con otros seres en lugar de dominarlos. Lo que el dramaturgo Eugen O’Neil llamó «la creativa aceptación Pagana de la vida» está en la vanguardia del movimiento moderno. Esto implica proporcionar algo nuevo a la vida religiosa y el comportamiento social, un camino de pluralismo sin fragmentación, de creatividad sin anarquía. He aquí una corriente ancestral con una nueva forma adaptada a las necesidad de la actualidad.

Muchas gracias Prudence por la redacción de este texto
© Pagan Federation